Lugar de trabajo


 
Lugar de trabajo

Los mercados globalizados suponen un reto para la capacidad de diferenciación de las empresas. La mayor parte de esta diferenciación viene determinada por aspectos como la calidad, la atención personalizada o la innovación y generación de conocimiento. Estas variables están vinculadas directamente al potencial humano de la empresa, convirtiendo a las personas en un valor diferencial y con ello en su fuente de crecimiento.

Elementos como la correcta gestión de la igualdad y la diversidad, la conciliación, la retención del talento o el bienestar laboral entre otros, determinan la capacidad de las empresas para alcanzar factores diferenciales intrínsecamente ligados a la gestión de su capital humano.

 

Herramientas e iniciativas

 


 

Bienestar en el trabajo


Podemos entender el bienestar en el trabajo como el momento o situación en el que un trabajador se encuentra satisfecho con su trabajo. Vinculado al concepto de felicidad, lo cierto es que el bienestar laborar implica que el trabajador se sienta valorado, realizado, respetado y el trabajo le ofrezca también posibilidades de crecimiento.


Derechos Humanos


Ahora mismo es innegable la vinculación entre los derechos humanos y la gestión empresarial. Esta responsabilidad se atribuía únicamente a la sociedad y los estados, hasta que se evidenció que éstos son una cuestión intrínseca y transversal a las organizaciones.




Empleabilidad


Estrictamente la empleabilidad hace referencia a la habilidad o capacidad para acceder a un empleo. Esto implica una vinculación directa entre empresas demandantes de empleo y una sociedad oferente. La empleabilidad supone que exista, como en todo mercado, una relación entre qué se demanda por parte de las empresas y qué se ofrece por parte de los candidatos.


Gestión de la diversidad e Inclusión laboral


La diversidad es una realidad social, un reto para la gestión empresarial y una gran oportunidad de negocio. Su identificación no supone sólo nuevas responsabilidades legales sino también una oportunidad de mejora en la productividad de la empresa, la posibilidad de acceder a nuevos mercados y vincular la responsabilidad social a los objetivos estratégicos.




Reestructuración responsable


Las empresas, independientemente de su tamaño se ve expuesta a situaciones de crisis que requieren que se tengan que tomar decisiones para la supervivencia de la compañía o bien para superar la situación hasta que la situación mejore.


Retención del talento


La retención del talento es un reto esencial para las empresas, puesto que no es fácil obtener a recursos humanos cualificados como tampoco lo es que éstos se adapten a la compañía, comprendan las metodologías de trabajo y se conviertan en piezas claves para el desarrollo y el éxito en el mercado. Por ello, tan importante es saber captar este talento como retenerlo.





 

Forética presta a sus socios soluciones innovadoras a los retos de su gestión de la RSE.