Cadena de valor


 
Cadena de valor

La cadena de valor de una organización es el conjunto de actividades que se desarrollan sucesivamente para generar valor al cliente final. Cuando se habla de cadena de valor sostenible, se hace alusión a la gestión responsable de todos los elementos que entran en juego en la producción de bienes y servicios, desde el aprovisionamiento hasta los residuos que se generan en su utilización.

Los proveedores son un pilar fundamental de la responsabilidad social y tener en cuenta los impactos que se generan a lo largo de la cadena de suministro –en términos de derechos humanos, condiciones laborales y otros impactos sociales y ambientales- y gestionar los riesgos y oportunidades derivados de estos, son factores clave para el éxito de una organización.

Desde Forética abogamos por que las empresas acompañena sus proveedores en el proceso de mejora hasta alcanzar los requisitos de sostenibilidad mínimos ya que se promueven las alianzas a largo plazo con los colaboradores y no se generan externalidades negativas en la sostenibilidad económica de los proveedores y ni en el valor social añadido que estos tienen en su entorno.

Para ello, es importante contar con unos criterios de compra responsable y un sistema de diagnóstico y evaluación de proveedores como mecanismo para conocer, verificar y monitorizar el desempeño responsable de las empresas contratadas para llevar a cabo su actividad. De esta forma, se pueden identificar, prever y mitigar los riesgos a los que la organización puede enfrentarse, incluso optimizar procesos, reducir costes, promover los valores corporativos y priorizar a los mejores candidatos.

Si se continúa el curso de la cadena de valor de la organización, tras gestionar la cadena de suministro, es necesario hacer un seguimiento de los impactos que generan los productos o servicios en su producción, distribución, consumo y fin de vida útil.

La introducción del enfoque de la economía circular -definida como la producción de bienes y servicios minimizando el consumo y desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía y la reutilización de los residuos generados tanto en el proceso productivo como en su consumo- es fundamental para la sostenibilidad holística de la organización. Esto es, realizar un cambio de paradigma de la actual economía lineal –usar y tirar- mediante la aplicación del principio de «cierre del ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

Contemplar esta aproximación de economía circular de una forma estratégica produce recorridos de mejora (prevención de residuos, diseño ecológico, reutilización y medidas similares) que podrían suponer para las empresas de la UE unos ahorros netos de 600.000 millones de euros (ver fuente).

Para terminar de cerrar el ciclo, se ha de llevar a cabo una concienciación activa del cliente que fomente el reciclaje y la incorporación de criterios de sostenibilidad en la compra y el consumo.

Alianzas

Forética y la Asociación de Comercio Exterior (FTA) han firmado un convenio para promover de manera conjunta los valores y principios de la responsabilidad social de las empresas y de las cadenas de suministro sostenibles, mediante la divulgación de buenas prácticas y el apoyo y la formación continuada a sus miembros. FTA cuenta con dos sistemas de gestión de las cadenas globales de suministro en términos sociales –Business Social Compliance Initiative (BSCI)– y ambientales –Business Environmental Performance Initiative (BEPI)– que apoyan a las empresas en el control y seguimiento del desempeño e impactos de sus proveedores.

Iniciativas destacadas

Documentos de Forética

Otros documentos de interés


 

Forética presta a sus socios soluciones innovadoras a los retos de su gestión de la RSE.